Gatera » Cuidados gatunos

Cómo cortar las uñas del gato

5 abril 20102.974 vistas3 ronroneos

Cortar las uñas del gato periódicamente es sencillo y aunque para empezar es preferible acudir a una clínica veterinaria, atendiendo al procedimiento y los consejos de los profesionales veterinarios, este tipo de cuidado para el gato doméstico se puede hacer en casa sin muchas dificultades. Cortar la punta de las uñas de los gatos elimina el borde afilado, reduciendo enormemente cualquier daño por arañazos, pero permitiendo que el gato siga siendo un gato completo, que utilice sus uñas para rascar, estirarse, trepar, agarrar y marcar. Los gatitos se acostumbran a que les corten las uñas con bastante facilidad; ya con los gatos adultos, hay que trabajar un poco para conseguirlo, porque muchos no se quedan quietos. La mayoría de las tiendas de accesorios para animales domésticos venden tenacillas cortauñas especiales para gatos, se pueden conseguir también en la mayor parte de las clínicas veterinarias donde nos muestran cómo hacerlo.

Cuando hablamos de las uñas de los gatos y de la cantidad de funciones que tienen de manera natural en su comportamiento, mencionamos que es necesario ofrecer al gato doméstico superficies adecuadas para rascar, clavar las uñas y estirarse, como los clásicos postes con cuerda, las superficies creadas a tal efecto o los troncos, evitando que el gato lo haga en el mobiliario de la casa. Cortar las uñas del gato es una medida para ayudar a que el gato no tenga las garras demasiado afiladas y haga daño, mientras le permite conservar las defensas.

El gato debe estar tranquilo, es bueno que esperemos a que se encuentre cómodo, que haya descansado, para proceder con la rutina de cortar las uñas. Nos podemos colocar detrás del gato o en un costado, juntando al gato contra nosotros a la vez que tomamos una pata. Para sacar la uña, poner el dedo pulgar en la almohadilla de cada dedo del gato y en la zona superior de la garra nuestro dedo índice, presionando un poco con ambos hacia atrás, de este modo se descubrirá la garra naturalmente.

cortar uñas al gato

Cuando cortemos la uña sólo tendremos que cortar la punta afilada, dejando margen de la zona rosada que se distingue en la garra. Nunca hay que cortar cerca de la parte rosa porque en esa zona están terminaciones nerviosas y capilares con riego sanguíneo, le dolería al gato, sangraría un poco y probablemente nos evitaría si tratasemos de cortale nuevamente las uñas. Para hacer una analogía, si alguna vez nos hemos pillado la uña al cerrar una puerta o hemos recibido un fuerte golpe aplastando una uña, no solamente duele bastante sino que sangramos y la uña tarda mucho en mudar, al recuperarse la zona rosada.

diagrama corte uña gato

Es bueno cortárselas cada dos a tres semanas, dependiendo del ritmo de crecimiento, no debemos esperar cortar todas las uñas, algunas estarán cortas y no lo necesitarán. Se puede realizar la rutina sacando la uña de su cubierta y tocándola ligeramente con el cortaúñas para que el gato tenga la impresión de que hicimos algo a cada uña. Si el gato tiene mucho pelo tendremos que despejarlo de la uña y así veremos mejor y podremos cortarlas bien. En las patas delanteras encontraremos los espolones, cómo si fuesen pulgares, que se cortarán siguiendo las mismas premisas que para el resto de garras. En las patas traseras el corte de las uñas no tiene porqué ser tan a menudo o incluso ni habrá que realizarlo, ya que crecen más despacio y están menos afiladas que las delanteras.

cortar uñas al gato

cortar uñas al gato

cortar uñas al gato

cortar uñas al gato

El cortaúñas que debemos usar es del tipo disponible en la tienda de la clínica veterinaria, de hojas deslizantes como guillotinas, no usar el cortaúñas humano, porque pueden lastimar la garra del gato. Otros cortaúñas válidos son los que se parecen a las tijeras, con el filo corto y forma de gancho. Hay que tener a mano polvos cicatrizantes, jabón y una gasa por si le hacemos daño sin querer, aunque conociendo que hay que dejar margen con la zona rosada no debería pasar.

cortar uñas al gato

Si tenemos un ayudante, es mejor que sostenga el gato mientras la persona más curtida le corta las uñas, o si el gato es tranquilo, se le puede pedir que le acaricie la nariz suavemente para distraerlo. Si el gato es muy sociable y coopera, se puede hacer con el felino sentado en nuestro regazo o ligeramente tumbado de lado. No hay que desanimarse si no conseguimos cortarle todas las uñas de un intento, algunos gatos se molestan si tardamos mucho en cortar las uñas o no les gusta. Lo importante es hacerlo correctamente sin lastimar al gato, de manera tranquila, respetando el margen de la raíz, la zona rosada.

Para que el gato no tome esta rutina como algo traumático conviene:

1- Empezar si es posible desde jóvenes, cuando son gatitos. Si el gato llegó al hogar siendo ya adulto no pasa nada tampoco, pero es más sencillo acostumbrarlos desde pequeños. Incluso gatos ancianos pueden aceptar de buen grado que manipulen sus almohadillas y saquen sus garras.

2- Es bueno tantear la disposición del gato cuando esté relajado, al acariciarlo, sobre todo rascando por la zona del mentón, los laterales de la cabeza y cerca de las orejas. Cuando el gato esté amistoso, ronroneando, se puede probar a coger una de sus patas, tocar la almohadilla, extender la garra presionando despacio. Si no se zafa de nosotros probablemente dejará que cortemos sus uñas.

3- Durante la siesta es un buen momento del día, el gato está somnoliento tras unas horas de descanso en un sitio cómodo y es posible cortar con delicadeza varias puntas sin que apenas se incorpore o se queje.

4- Basta con recortar la punta afilada que se curva, con margen de sobra en la parte clara de la uña frente a la zona rosada, no hay que apurar, no es necesario. Con la punta recondeada es difícil que dañen el mobiliario incluso si anclan las garras en un reposabrazos de sofá, asiento, etc.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:


También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

3 ronroneos »

  • Jesús de Bautista maulló:

    Saludos, muy buen artículo y buena pagina. Tenia una pregunta y es en relacion a mi gato. Es que mi gato hace dos días atrás trepó en la ventana. Una de las uñas de una pata trasera se le salió de la parte rosada. ¿Se le caera la uña porque se le ve más pequeña o le saldrá una nueva?

    Gracias.
    Jesus De Bautista

  • Besos de gato maulló:

    Hola Jesús, hay que distinguir una uña con la parte exterior mellada, que sigue creciendo y el gato podrá retirar durante la muda al clavar sus garras en un poste o rascador, de un daño que haga perder al gato su uña, o una herida en la zona rosada donde sangraría y tendría dolor por las terminaciones nerviosas.

    Si ha perdido la uña o ha sangrado deberías acudir a una clínica veterinaria, si por el contrario no es más que una zona exterior mellada no te preocupes, crecerá en pocas semanas.

  • Catalina maulló:

    Pobre gatito pero que lindo, es lindisimo. Yo quiero abrazarlo, besarlo y darle muchos mimitos.

Ronronea si te gustó el sitio!

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.